TERCER PREMIO: "Una ilusión hecha realidad"

Por Antonio Ontangas Jarque

Una de las cosas que se suele comentar que hay que intentar hacer en esta vida, es ver uno de los más bellos espectáculos que nos ofrece la Naturaleza, las auroras boreales. Como aficionado a la fotografía y amante de la Naturaleza hace mucho tiempo que tengo la ilusión por verlas y fotografiarlas en directo.

Este año 2013 he tenido la oportunidad de desplazarme para tal fin a la localidad de Saariselkä, a 68º de latitud Norte, en la Laponia finlandesa. En las cuatro noches que salí en su busca, con temperaturas que rondaban entre los -15 ºC y -20 ºC, tuve la suerte de verlas. Aunque fue en la tercera, de la cual forman parte la mayoría de imágenes de este reportaje, cuando pude disfrutar de su presencia sinuosa y danzante en los oscuros cielos de Laponia.

Numerosas son las explicaciones científicas y las narraciones populares sobre las auroras. De lo que he podido leer al respecto, me impactó mucho la que aparecía en un artículo en el que se comentaba que una de las creencias populares es que las auroras eran las luces de las antorchas de los muertos cuando salían en las frías noches de invierno a la caza de los vivos. Impresionante, para poner la carne de gallina, al igual que se te pone cuando tienes la oportunidad de verlas en directo.

Sólo decir que fue una gran satisfacción que espero pode repetir en cuanto tenga ocasión.

He aquí diez imágenes de las auroras que pude ver y fotografiar en dos noches inolvidables, la del 8 al 9 de marzo (las dos primeras fotos), y la del 10 al 11 de marzo de 2013 (las siguientes ocho fotografías) , todas ellas tomadas desde Saariselkä (Finlandia).

Foto 1-



Foto 2-



Foto 3-



Foto 4-



Foto 5-



Foto 6-



Foto 7-



Foto 8-



Foto 9-



Foto 10-